No Más Redes Fantasma | WWF

© Brian J. Skerry - National Geographic Stock


#NoMásRedesFantasmas

Hay un depredador silencioso en nuestros océanos: aparejos de pesca abandonados, perdidos o desechados, conocidos como redes fantasma. Este tipo de desechos pueden arrastrarse en el fondo del océano, atrapando y ahogando la vida silvestre marina, y poner en peligro la navegación y las pesquerías.
A nivel mundial, el 45% de los mamíferos marinos, el 21% de las aves marinas y todas las especies de tortugas marinas se han visto afectadas por las redes fantasma.

Vea el informe de WWF "NoMásRedesFantasmas: la forma más mortal de desechos plásticos marinos" aquí.


DESCARGAR INFORME

 

¿Cómo resolvemos el problema de las redes fantasma?

WWF está pidiendo a los gobiernos, los diseñadores y productores de artes de pesca, los pescadores y al público a que se sumen a detener el impacto de las redes fantasma y juntos evitar que nuestros océanos se sumerjan en plástico. Es un problema mundial, debemos actuar juntos, apoyando un nuevo Tratado Mundial sobre Plásticos.
Las redes fantasma son la forma más mortal de desechos plásticos marinos en nuestro océano. Súmate firmando la petición.


 

¡Únete a nuestra causa!

Si ves una especie marina, toma una foto y ponle un hashtag grande. Comparte tu foto usando #NoMásRedesFantasmas

© WWF
© Brian J. Skerry / National Geographic Stock / WWF




UN PELIGRO PARA

TODAS LAS ESPECIES



A nivel mundial, el 45% de los mamíferos marinos, el 21% de las aves marinas y todas las especies de tortugas marinas se han visto afectadas por los desechos marinos, incluidas las redes fantasma.
 
© Jürgen Freund / WWF




LO QUE NO VEMOS


Los aparejos de pesca perdidos rompen los corales, destruyen el hábitat del fondo de los animales sésiles, dañan la vegetación, acumulan sedimentos y sofocan e impiden el acceso a hábitats clave.

© shutterstock / Rich Carey




UN PROBLEMA
CRECIENTE



Se estima que al menos el 10% de la basura marina está compuesta por desechos de pesca, lo que significa que es probable que entre 500.000 y 1 millón de toneladas de artes de pesca ingresen a los océanos cada año.

ES TIEMPO DE UN CAMBIO

Los problemas de la contaminación plástica, incluidas las redes fantasma, son globales, pero al día de hoy, no existe un tratado internacional dedicado a abordar el problema.