Informe Planeta Vivo 2010

Posted on
26 octubre 2010


En el trópico la biodiversidad desparece vertiginosamentre mientras que en el mundo el consumo crece a pasos agigantados; pronto necesitaremos dos planetas, pero sólo tenemos uno.

 El recién lanzando Informe Planeta Vivo 2010 sostiene que las poblaciones de especies tropicales decrecen a un ritmo alarmante, mientras las demandas de la humanidad sobre los recursos naturales aumentan a una velocidad desmesurada, hasta un 50% más de lo que el planeta puede proveer. 

El Informe Planeta Vivo 2010 de WWF, es un reporte bienal producido en colaboración con la Sociedad Zoológica de Londres (ZSL, siglas en inglés) y la Red Global de la Huella Ecológica (Global Footprint Network), el cual incluye el Índice Planeta Vivo, cuyo contenido refleja los cambios en la salud de los ecosistemas, a través del análisis de las tendencias.

El Índice Planeta Vivo presenta una disminución del 30% en especies de vertebrados a partir de 1970, siendo las especies tropicales las más afectadas con una disminución del 60% en menos de 40 años. Esta afectación se registra principalmente en los países más pobres.

“Existe una tasa alarmante en la pérdida de la biodiversidad, sobre todo en países tropicales de bajo ingreso económico. Mientras tanto, los países desarrollados viven en una ilusión alimentada por el consumo excesivo y altas emisiones de carbono”, comentó James Leap, Director General de WWF Internacional.

El Informe Planeta Vivo muestra una tendencia de recuperación en las especies de zonas templadas, gracias en parte a los esfuerzos de conservación y las mejoras en el control de la contaminación y manejo de desperdicios. Mientras tanto en el trópico, las poblaciones de especies de agua dulce disminuyeron casi el 70%, el decremento más grande que haya sido registrado estadísticamente, tanto en especies terrestres como marinas.

“Las especies son la base de los ecosistemas”, dijo Jonathan Baillie, Director del Programa de Conservación de la Sociedad Zoológica de Londres. “Los ecosistemas sanos representan la base de todo lo que tenemos, perderlos significará destruir nuestro sistema de soporte para la vida”.

La Huella Ecológica es uno de los indicadores usados en este informe, y alarma sobre la duplicación de nuestra demanda de recursos naturales desde 1966, además de documentar que la humanidad esta usando el equivalente a 1.5 planetas para satisfacer sus necesidades.

De continuar viviendo más allá de los límites del planeta, para el año 2030 necesitaremos anualmente la capacidad productiva de 2 planetas enteros.

“El Informe Planeta Vivo 2010 nos advierte que de continuar con nuestras tendencias actuales de consumo, llegaremos a una situación irreversible”, comenta Jorge Rickards, Director de Conservación de WWF-México. “Se requerirían 4.5 planetas para satisfacer la demanda de una población mundial, cuyo estilo de vida fuera el mismo de un ciudadano promedio de los Estados Unidos de Norte América o de los Emiratos Árabes Unidos”, agregó.

El dióxido de carbono es el mayor culpable de conducir al planeta a una catástrofe ecológica. Nuestra Huella de Carbono ha aumentado 11 veces en los últimos 50 años, lo que ha duplicado la Huella Ecológica de la humanidad.

Los 10 países que encabezan la lista de la Huella Ecológica más alta por persona son: Los Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Dinamarca, Bélgica, Estados Unidos, Estonia, Canadá, Australia, Kuwait e Irlanda.

Los 31 países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), incluidas las economías más ricas del mundo, son responsables del casi 40% de la Huella Ecológica a nivel global.

“Los países con alta dependencia sobre los recursos naturales ponen en riesgo sus economías”, dijo Mathis Wackernagel, Presidente de la Red Global de la Huella Ecológica. “Aquellos países capaces de proveer una buena calidad de vida a sus habitantes sobre una baja demanda ecológica, no sólo contribuirán al bienestar global, sino también se convertirán en los líderes de un mundo con recursos naturales limitados”.

Los patrones desmesurados de consumo de las naciones más ricas dependen directamente de la extracción y consecuente agotamiento de los recursos naturales de las naciones más empobrecidas, comúnmente los países tropicales ricos en flora, fauna y minerales. La Huella Ecológica de las naciones más ricas es, en promedio, cinco veces mayor que aquella de las naciones empobrecidas.

El Informe muestra que una Huella Ecológica elevada y su relación con altos niveles de consumo, provisto a costa de otros, no refleja un alto nivel de desarrollo. El Índice de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas, el cual trata temas de expectativa de vida, ingreso y educación, puede ser alto con una huella ecológica moderada.

El Informe Planeta Vivo 2010 de WWF propone seis áreas de acción para hacer frente al futuro en un planeta constituido por 9,000 millones de personas para el 2050:
  1. Diferente percepción del desarrollo
  2. Inversión en nuestro capital natural
  3. Cambios en los sectores: energía y alimentación
  4. Asignación de la tierra y planificación de uso
  5. Igualdad en el reparto de recursos
  6. Fortalecimiento de instituciones y gobernanza