Heroes por el Planeta, Ganadores Honduras | WWF

#HeroesPorElPlaneta, Ganadores Honduras

© © Shutterstock

#HéroesPorElPlaneta, las historias de los ganadores de Honduras

Primer premio:
El Héroe de Santa Bárbara, Honduras: Leonel Chávez 


Leonel Chávez es un hombre campesino y con un nivel de escolaridad mínimo (solo llego a tercer grado de educación primaria) originario de la aldea El Cedral Las Vegas Santa Bárbara.  Desde que era un niño, ha estado comprometido con la naturaleza.  Inició en los años 80s cuando era un estudiante de primaria participando en proyectos de forestación de la montaña y protegiendo las fuentes de agua. Así creció, dedicando su vida a proteger y conservar este hermoso parque natural. 

En el año 2002 recibió un curso de guía turístico y organizó el grupo de niños MRANCHOS quienes se dedicaban a reforestar y transmitir programas de radio y tv local de conciencia ambiental. Luego, construyó un hermoso orquidiario natural en un área de 1 manzana de terreno en la comunidad de El Cedral donde encuentra 150 especies de orquídeas rodeadas de árboles frutales que sirven para alimentación de aves. 

Este gran hombre compró con sus propios esfuerzos un terreno de 15 manzanas de bosque nublado al pie de la montaña, las cuales estaban en venta para convertirlas en finca de café, lo cual lo preocupó mucho porque era la casa de muchas aves como el Quetzal, clorofonias, tucanes y muchas aves migratorias. Se esforzó por comprar ese terreno y lo nombró Casa de Aves El Cedral.  Actualmente el área está muy bien conservada pues sembró 400 árboles que sirven de alimento para las aves, en especial para los quetzales donde puede también ver los más bellos amaneceres con vista al Lago de Yojoa. 

El lugar se convirtió en un atractivo turístico y de investigación. Ha sido visitado por biólogos, observadores de aves y amantes de la naturaleza de muchas partes del mundo, incluyendo a hondureños, españoles, franceses, canadienses, alemanes, etc. Este hermoso lugar es visitado por muchos canales de televisión internacional de investigación de la naturaleza. 
Este hombre es un héroe que cuida con su vida a la naturaleza que lo rodea.  Cada persona que llega se lleva una buena charla de concientización de cuidado del medio ambiente. Apoya a los centros educativos dándoles charlas de protección de medio ambiente, manejo de desechos sólidos y respeto al hábitat de las aves. Todo esto sin cobrarles ni un tan solo lempira. 

Segundo premio:
Defensora de Candelaria: Elisa R. Sandoval

Xenia Ramos es parte del Proyecto Candelaria Verde.  Esta es una iniciativa que se lleva a cabo en el departamento de Candelaria Lempira Honduras.  A través de este, se está luchando por mantener y conservar todas las áreas verdes, bosques y el río el cual sirve de hábitat a muchas especies de animales.  Este río, que pasa por el centro del pueblo, está siendo amenazado con la extracción de materiales (arena, tierra, piedras y agua) sin regulaciones. 

Las actividades que se están realizando con la ayuda de voluntarios son: plantación de árboles, adecuación de algunas áreas del río las cuales han sido dañadas y casi desaparecidas, operativos de limpieza, rotulación de zonas protegidas, charlas a los estudiantes sobre conservación del ambiente. Se ha conseguido tener un espacio en una radio local en la cual hacen un llamado y alertan sobre la difícil situación de nuestro río. Es un proyecto ambiental importantísimo para los que en realidad aman la naturaleza. 

Tercer premio:
Ejemplo de amor por la naturaleza: Claudia Angélica Osorio Henríquez

Claudia Angélica Osorio tiene 38 años.  Este año terminará su tesis para convertirse en Licenciada en Administración de Empresas. Hace unos 18 años se trasladó a vivir a un residencial privado con mucha área verde. Se dedicó a plantar muchos árboles y flores, a donde llegaban muchas especies de pájaros, ardillas y hasta un par de lobitos grises.

Un día que llegó del trabajo, una vecina había mandado cortar todos los árboles que habían crecido preciosos y daban frutos algunos. Ese día, lloró de tristeza... pero a pesar de ello, volvió a plantar árboles, que ya han crecido.  Los fines de semana se dedica a podarlos y regarlos cuando no llueve.  El año pasado organizó por sus propios medios un proyecto de reforestación en la Montaña de La Tigra, en Tegucigalpa, F. M. en lugar devastado por el gorgojo. Invitó a todos sus compañeros de trabajo y familiares.  Gracias a Dios, ese día bajo un fuerte aguacero plantaron 300 arbolitos de Pino y de Roble. Todos los voluntarios quedaron mojados y llenos de lodo, pero fue un éxito la reforestación. 

Cuando sale de paseo con sus hijos, por donde pasa, ella recoge la basura todo lo que encuentre en su camino y lo echa en bolsas en el baúl de su auto para luego ir al botadero.  Recicla el agua de la lavadora aún y cuando haya suficiente agua en la llave. Recientemente, junto a su familia realizaron un viaje varios días a la playa y en lugar de disfrutar, se dedicó bajo el fuerte sol y calor a andar recogiendo toda la basura que había en la playa, y alrededores y aconsejar a niños y adolescentes que no contaminen el ambiente.  Si poda las áreas verdes no quema el pasto, lo recoge para luego deshacerse de él.  Saca el mayor provecho del agua, para no desperdiciarla.