Áreas protegidas

La seguridad portuaria, calidad del agua y áreas protegidas, principalmente, se beneficiaron con la Iniciativa de Manejo de los Recursos del Golfo de Fonseca. Dicha iniciativa se ejecutó entre junio del 2000 y fines del 2001, y fue administrada de manera conjunta por WWF Centroamérica, The Nature Conservancy (TNC) y el Centro de Estudios Costeros de la Universidad de Rhode Island. Los hábitat costeros del Golfo de Fonseca, en el Pacífico de Nicaragua, Honduras y El Salvador, son ricos en biodiversidad y cruciales para el desarrollo económico de la región.
La Iniciativa de Manejo de los Recursos del Golfo de Fonseca buscó fortalecer la capacidad de controlar la polución y el derrame de contaminantes en los puertos, mediante la capacitación a los decisores en cuanto a estrategias de prevención y medidas de mitigación.

La Iniciativa realizó estudios en las áreas más contaminadas, de manera que los expertos pudieran proponer formas de contrarrestar el problema. También se dieron progresos en cuanto a la evolución de las corrientes marinas, así como las características químicas y físicas del agua para determinar la distribución y concentración de contaminantes producidos tierra adentro.

Esta área es la más significativa y compleja de la costa pacífica centroamericana debido no solo a su alta productividad y biodiversidad, sino también a las complejas relaciones socioeconómicas y políticas entre los tres países.
 / ©: WWF Centroamérica
La Iniciativa de Manejo de los Recursos en el Golfo de Fonseca realizó estudios en la evolución de las corrientes marinas, así como las características químicas y físicas del agua.
© WWF Centroamérica

Apoyo de WWF

WWF Centroamérica ha ayudado en el establecimiento de diez áreas protegidas que conforman el Corredor Biológico del Pacífico Hondureño, y continuará ofreciendo asistencia para la ejecución y crecimiento de la iniciativa en los países vecinos mediante el manejo integrado de los recursos.

Para el manejo de áreas protegidas, WWF Centroamérica reconoce la necesidad de forjar alianzas para la capacitación de líderes comunales, técnicos, administradores, organizaciones no gubernamentales y gubernamentales. Así, recientemente se formó la Alianza para la Capacitación en Conservación de la Biodiversidad en el Trópico Americano, constituida por WWF y sus socios académicos.

En Costa Rica, en respuesta a la alta prioridad que tiene la protección del hábitat, WWF Centroamérica ha apoyado 16 parques y reservas naturales, así como diversos proyectos de protección a largo plazo de varias especies entre las que se incluyen el mono ardilla, la tortuga lora, la iguana verde y la guacamaya.

WWF Centroamérica garantizó apoyo financiero al Bosque Nuboso de Monteverde. En esta reserva, ubicada en el Área de Conservación Arenal, se encuentra el Bosque Eterno de los Niños. WWF ha brindado un fuerte apoyo a la Liga de Conservación de Monteverde y al Bosque Eterno para la compra de áreas de bosque húmedo, esfuerzos de reforestación y programas de educación y capacitación. La idea de involucrar a los niños ha sido de gran éxito –el movimiento se inició en Suecia y se extendió a otros países como EE.UU., Canadá, Japón, Alemania y Gran Bretaña. Hoy en día, el Bosque Eterno de los Niños es la reserva privada más grande de Costa Rica, con más de 22.000 hectáreas.