Programa de Agua Dulce

 / ©: Claudio VASQUEZ / WWF
© Claudio VASQUEZ / WWF

El líquido vital se agota

El deterioro de los ecosistemas y cuencas, vitales para el abastecimiento de agua dulce, está socavando la base del desarrollo sostenible y sus actividades productivas. El agua potable escasea cada día más. Se proyecta que para el 2025, el consumo de agua en los países en desarrollo aumentará en casi un 50%.
En Centroamérica las tasas de crecimiento poblacional y la contaminación de las fuentes de agua hacen previsible que para el 2050 se enfrenten condiciones de estrés hídrico.

Los esfuerzos por conservar las fuentes de agua, mejorar su uso y evitar la contaminación son una tarea prioritaria de WWF  en el Sistema Arrecifal Mesoamericano.

Contactos

  • Miguel Martinez

    WWF Guatemala/MAR Coordination Office

    +502 23665856

El Sistema Arrecifal Mesoamericano -SAM

El programa de Agua Dulce en el SAM busca reducir la escorrentía y transporte de sedimentos hacia las cristalinas aguas del Arrecife y garantizar la calidad y cantidad de agua dulce para los habitantes de la ecorregión.

El Sistema Arrecifal Mesoamericano  abarca unos mil kilómetros de costa desde la Península de Yucatán, en México, pasando por Belice y Guatemala, hasta las Islas de la Bahía y Punta Camarón en el Atlántico hondureño. La ecorregión, comprende también una amplia zona terrestre caracterizada primariamente por cadenas montañosas con bosques y cuencas que drenan hacia los sistemas costero-marinos del Arrecife. En total la ecorregión comprende 464.263 km2.


 / ©: Claudio Vasquez/WWF
Preservar la integridad ecológica de los ríos que drenan al Arrecife evita daños a sus ecosistemas costero marinos.
© Claudio Vasquez/WWF

Principales Amenazas

Una de las grandes amenazas al delicado equilibrio de la vida de los arrecifes costeros es la contaminación del agua proveniente de desechos urbanos, industriales, plaguicidas, fertilizantes y derivados del petróleo. En el SAM confluyen varias cuencas hidrográficas de cuatro países, algunas de ellas transportan cantidades considerables de efluentes contaminantes al Arrecife.

Por otra parte, el inadecuado uso del suelo y los cambios en la cobertura vegetal para para la agricultura extensiva o de subsistencia, los incendios forestales y mal manejo de las cuencas, contribuyen al aumento de la sedimentación y a la disminución de los caudales en épocas secas.

Esto también trae como consecuencia el descenso en la cristalinidad del agua y la proliferación descontrolada de algas. En zonas de baja precipitación pluvial, la pérdida en la calidad del agua tiene un impacto directo sobre la salud de los pobladores, quienes dependen de fuentes superficiales de agua o de pozos de poca profundidad para cubrir sus necesidades.

La falta de apoyo consistente en el desarrollo y mantenimiento de programas de protección de los sistemas nacionales de áreas naturales, pone en riesgo las coberturas boscosas de las partes altas de las cuencas, zonas de recarga hídrica.
 / ©: WWF / Diana Zazueta
Los desechos no tratados vertidos en los ríos que drenan hacia el Arrecife deteriora los ecosistemas costero marinos pero amenaza tambien a las poblaciones humanas y biológicas tierra adentro.
© WWF / Diana Zazueta

Programa de Agua Dulce en el SAM

El Programa coordina esfuerzos con organizaciones locales e internacionales, gobiernos, comunidades y asociaciones civiles, para mitigar las amenazas a la integridad hídrica del SAM y restablecer la calidad y cantidad de agua.

El programa tiene dos grandes áreas de trabajo:
  • La integridad de ecosistemas productores de agua, y
  • El uso eficiente del agua en la industria.

Las actividades del programa incluyen:
  • Diseño e implementación de esquemas prácticos de compensación por servicios hidrológicos.
  • Instrumentos económicos, financieros e institucionales para la gestión integral de cuencas.
  • Caudales ambientales.
  • Calidad de aguas
  • Campañas de concientización a nivel local y nacional para un uso eficiente del agua.
  • Incidencia en la política nacional y local para la gestión integrada de cuencas.
  • Incentivo de alianzas público-privadas para la gestión del agua.
  • Fomento de la implementación de buenas prácticas en el uso del agua por parte del sector industrial y agroindustrial.
  • Sistemas de monitoreo de calidad y cantidad de agua.
  • Desarrollo de estudios científicos para determinar la relación cobertura vegetal-agua.

Metas

Fomentar mejores prácticas de conservación del recurso agua dulce en industrias usuarias del agua y la reducción de sus efluentes.

Desarrollar y consolidar esquemas de compensación por servicios hidrológicos.

Ubicar el tema de servicios ambientales y agua dulce a las agendas nacionales y promover la creación de legislación e institucionalidad para el tema.