Palma de aceite

En los cultivos de palma de aceite o palma africana, WWF promueve el compostaje y los cultivos de cobertura para aumentar el contenido de materia orgánica en el suelo y prevenir la erosión de los mismos.
El compostaje de los racimos de fruta de la palma reduce la dependencia en fertilizantes químicos al proveer los nutrientes requeridos para la planta y manteniendo o aumentando los niveles de materia orgánica en el suelo de las plantaciones de palma de aceite en Honduras y Guatemala.

Para promover el compostaje, se produjo un manual y un vídeo que explican la técnica utilizada y sus beneficios. La versión de vídeo titulada "El compostaje de Palma de aceite” permite su difusión por la web.

Del mismo modo, se ha preparado un perfil del proyecto y se ha distribuido entre varios operadores de palma de aceite para que puedan empezar a producir compostaje de esta manera. Este perfil es complementario del manual y el vídeo. Socios aceiteros se han basado en esta información para desarrollar sus propias operaciones de compostaje.

Gracias a esta práctica de compostaje el progreso hacia la estabilización y el aumento de los niveles de materia orgánica en el suelo ha sido sustancial. El compostaje de desechos de los racimos ha traído consigo una reducción significativa en la pérdida del suelo superficial y el aumento de materia orgánica en los suelos.

El compostaje ya ha sido aprobado para ser aplicado en escala comercial, en INDESA empresa socia de WWF. En esta empresa, el compostaje proporciona fertilizante para 16.000 hectáreas de plantaciones de palma aceitera, y ha ahorrado a la empresa casi US$ 1.2 millones, gracias a su menor necesidad de fertilizantes químicos.

HONDUPALMA, otro socio de WWF, se encuentra en la fase inicial de la prueba piloto sobre el terreno, pero anticipamos resultados claros y una rápida adopción en el futuro próximo.

La aplicación de compostaje de racimos de fruta ha tenido el efecto adicional de reducir las emisiones de carbono de las operaciones agrícolas al sustituir la quema de los racimos, práctica tradicionalmente usada para eliminar los desechos de los racimos de fruta.

En lo que se refiere a cultivos de cobertura WWF y sus socios identificaron al frijol abono Mucuna sp. como el más apto como cultivo de cobertura en las plantaciones de palma de aceite. Sin embargo, su aplicación a escala comercial se ha visto interrumpida por la limitada disponibilidad de semillas.

WWF estableció plantaciones de Mucuna sp. y otras cinco leguminosas en la Fundación Hondureña de Investigación Agrícola en su Estación Experimental en Comayagua. Estas plantaciones proporcionarán de cuatro a ocho toneladas de reservas de semillas necesarias para incrementar la adopción de la buena práctica agrícola por parte otros socios productores de aceite de palma.
Nueces de palma de aceite recién cosechados. / ©: Sandra Mbanefo Obiago / WWF-Canon
Nueces de palma de aceite recién cosechados.
© Sandra Mbanefo Obiago / WWF-Canon
Plantaciones de palma de aceite cubren el suelo para prevenir erosión y controlar malezas. / ©: WWF CARO
Plantaciones de palma de aceite cubren el suelo para prevenir erosión y controlar malezas.
© WWF CARO
El compostaje del desecho de los frutos de la palma permite mejorar el contenido de materia ... / ©: WWF CARO
El compostaje del desecho de los frutos de la palma permite mejorar el contenido de materia orgánica del suelo y reducir la aplicación de fertilizantes.
© WWF CARO